Algeciras, quiérete más.

Esta imagen es la lamentable mentalidad que tenemos. El desorden y el desconcierto de una sociedad que no ataca como una a la lucha contra la pandemia. Que a pocos días de una nueva versión del confinamiento amargue las vidas de muchos autónomos, al que un segundo cierre de la hostelería abocaría al ocaso de su negocio. Aún pendientes de que Moreno Bonilla, presidente de la junta de Andalucía, plantee adelantar el toque de queda previsiblemente a las 19 horas. Desde el hospital Punta Europa, desde donde escuchaban hace meses el apoyo en forma de aplausos de una sociedad sensibilizada. Hoy ven como en un simple partido de fútbol base, en plena segunda oleada, no se respeta lo más mínimo la distancia social. Se convierte en una imagen que relata por si sola, porque estamos así, en esta nueva curva, la de los que no aprendieron nada y vuelven a poner de manifiesto las prohibiciones como única forma de hacer entender.

Algunos se quejaban de que nos trataban como a niños desde los diarios que no publicaban fotos de las ucis, del palacio de hielo, de los celadores transportando cadáveres, de todo lo que en cualquier otra guerra, tienes a tu disposición hasta exposiciones. Siempre se piensa que avanzamos aprendiendo de lo que nos pasa, de mirar a los ojos del problema y buscar soluciones que en gran medida proteja a una mayoría. Pero es la mentalidad de los pueblos la que determina si se da un paso al unísono de la historia para crecer con ella. Esta Algeciras tiene que quererse más, ser más solidaria, estar más atenta, pedirse y exigirse… ser un ejemplo, no todo lo puede hacer la política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.