Movilidad Urbana delimita calles de uso peatonal y compartido según la configuración del centro comercial

Se habilitarán puntos de videovigilancia para el control del
tráfico en determinadas zonas
La delegación municipal de Transportes y Movilidad Urbana,
que dirige la concejal Raquel Ñeco, ha recordado la importancia de
hacer un buen uso de los vehículos de movilidad personal y el
cumplimiento de las normas aprobadas a tal efecto, tomando como
punto de referencia el objetivo de potenciar un centro comercial
abierto y el desarrollo de espacios peatonales y accesibles, llevado
a cabo por el equipo de gobierno en función de lo contemplado en
la Estrategia DUSI.
Para ello, se han tenido en cuenta antecedentes como la
presencia de garajes, de zonas de carga y descarga y los
problemas de tráfico que podría suponer el corte de ciertas calles
al tránsito de vehículos, estudiándose con detenimiento las
distintas opciones y optando por una semi-peatonalización o
creación de calles de prioridad invertida en las que el peatón y la
bicicleta sean los protagonistas, sin que ello suponga un corte
radical del vehículo a motor.
Para cada tramo afectado se establecerán distintas
condiciones en función de los antecedentes antes fijados.
Por relación de calles, se han determinado una serie de
criterios de movilidad en base a su configuración actual:
En relación a la calle San Pablo, desde la avenida de España a
Carboneros se autorizan vehículos solo para acceso y salida de
garajes, residencia Asansull, hoteles y otras cuestiones previa
autorización, así como bicicletas y vehículos de movilidad personal.
Se prevé la creación de un punto de videovigilancia para el
control del tráfico en el cruce de San Pablo con Carboneros,
quedando como plataforma única con prioridad para peatones y
límite de velocidad a 10 kilómetros.
De uso exclusivamente peatonal se delimita desde Carboneros
hasta Sol, autorizándose taxis, bicicletas y vehículos de movilidad
personal, además de otros previa autorización. Para el control del
tráfico, también se establecerán puntos de videovigilancia en el
cruce de Jardines con San Pablo.
Desde la calle Isabel La Católica solo podrán acceder los
vehículos encargados de la recogida de residuos sólidos urbanos,
autorizados, bicicletas y de movilidad personal.
Desde Aurora hacia Oviedo se establece un vial de uso
compartido, con prioridad para los peatones y límite de velocidad a
10 kilómetros.
Con respecto a la calle Carboneros, se han delimitado dos
accesos, uno desde Salvador Dalí hacia Rafael de León, de uso
compartido, con prioridad para los peatones y límite de velocidad a
10 Kilómetros, debiendo salir los vehículos por Rafael de León
hacia Avenida de España, o acceder a los garajes autorizados. El
segundo, de acceso desde Rafael de León, se autoriza solo para
entrada y salida de garajes. Los vehículos deberán salir por Rafael
de León hacia Avenida de España.
Los accesos desde calle Carboneros a Lutgardo López Muñoz
tienen prioridad para peatones, pudiendo acceder vehículos para
acceso y salida de garajes, bicicletas, vehículos de movilidad
personal y autorizados.
Para acceder a la calle Las Flores desde Isabel La Católica, el
uso es exclusivamente peatonal, en el tramo desde Isabel La
Católica a Sol.
Con respecto a la calle Jardines, los accesos desde Las Flores son
de uso exclusivamente peatonal, al igual que en los accesos a calle
Teatro.
La entrada a la calle Méndez Nuñez, desde el pasaje Torres
Vico, se autorizan solo entradas para garajes, con prioridad para
los peatones. En el pasaje Torres Vico se habilitará otro punto de
videovigilancia para el control del tráfico.
En el caso de la calle Sol, en los accesos desde Clavel,
aunque esta calle no forma parte de las obras de peatonalización,
si que se integra en la zona peatonal, resultando además de vital
importancia para el conjunto de calles establecidas con prioridad
peatonal al formar uno de los ejes principales que la atraviesan.
Por tal motivo se restringe el tráfico de vehículos y se permiten la
circulación de entrada y salida a garajes, taxis, bicicletas y otras
cuestiones previa autorización. Entre calle Clavel y calle
Cervantes, se establecerá un punto de video vigilancia para el
control del tráfico, quedando como plataforma única con prioridad
para los peatones y límite de velocidad a 10 Km.
Los accesos desde calle Cervantes son de uso compartido y
desde Duque de Tetuán a Padre Rodríguez Cantizano, la prioridad
es para los peatones, aunque podrán circular taxis, bicicletas y
autorizados, además de la entrada y salida de garajes. Desde Isabel
La Católica, el uso del vial es compartido.
Desde López de Ayala a Duque de Tetuán es de prioridad para
peatones, autorizándose el tránsito de vehículos en las condiciones
antes citadas.
Por último, con respecto a Isabel La Católica, esta calle queda
pendiente de una futura obra relacionada con la rehabilitación del
Mercado, formando parte de la zona peatonal, establecida con
prioridad para los peatones y límite de velocidad a 10 Km,
pudiendo acceder solo los vehículos autorizados. Se establecerá un
punto de video vigilancia para el control del tráfico en su cruce con
calle Álvarez Quintero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.