La Banda Morisca celebró anoche la dicha de tocar ofreciendo un magnífico concierto en el Galiardo

Tras más de un año sin subirse juntos a un escenario, los seis integrantes de La Banda Morisca llegaron ayer al Teatro Juan Luis Galiardo dispuestos a disfrutar el momento y a hacer disfrutar al público. Y lo consiguieron, ofreciendo un concierto magnífico, en el que todo encajó a la perfección y en el que las raíces andaluzas de su música se combinaron con inteligencia y pasión con sonidos más cercanos al jazz y al rock. El turno esta noche será para la música clásica, de la mano de Ángeles Tey y Bernardo García Huidobro.

La Banda Morisca ofreció anoche el segundo de los conciertos del V Festival San Roque Suena, donde presentaron su tercer trabajo, “Gitana Mora”, un disco que se lanzó coincidiendo con la pandemia y que casi no habían tenido la oportunidad de tocar ante el público. Antes de comenzar, la concejal de Cultura, Ana Ruiz, y el edil David Ramos saludaron a los seis músicos y charlaron un rato con ellos.

La Banda Morisca es una formación con diez años de andadura que se ha convertido en un lugar de encuentro entre el flamenco, las músicas mediterráneas, el rock andaluz y los ritmos del norte de África. Todo esto puede verse en “Gitana Mora”, un proyecto que recupera la memoria de la mujer andalusí y visibiliza todo ese legado inmaterial que dejaron esas mujeres.
El V Festival San Roque Suena está organizado por la Delegación Municipal de Cultura, y su celebración coincide con el 25 aniversario del Teatro Juan Luis Galiardo, donde se han programado seis conciertos hasta el próximo día 24. El aforo se ha limitado a 191 butacas y se guardan en todo momento las pertinentes medidas sanitarias anticovid. En la jornada del viernes 16 tuvo lugar el primero de los conciertos, a cargo de Veterum Musicae, que ofreció el espectáculo “Música entre las Fronteras”.
Por otra parte, el dúo de voz y guitarra compuesto por Ángeles Tey y Bernardo García Huidobro actuará hoy domingo con el espectáculo de música clásica “Manuel de Falla, Federico García Lorca y Regino Sainz de la Maza. Una amistad musical”. Este dúo ha actuado prácticamente en todo el territorio español habiendo obtenido una gran aceptación por parte del público. Entre sus actuaciones cabe destacar su participación en el ciclo “Clásicos en Verano” de la Comunidad de Madrid, ciclo “Música en Cuaresma” del Ayuntamiento de Cádiz y “Ciclo de Música de Cámara” de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.
Por su parte, el algecireño Diego Valdivia actuará el jueves 22 con su espectáculo de música contemporánea “Aromas del sur”. Diego Valdivia comenzó a estudiar música en su ciudad natal con tan sólo 9 años, y ya con 14 años compuso su primer tema, “Furia”. Con 17 llegaron “Bahía” y “La Caja de Música”, canciones que se incluyen en su primer disco.
El pianista sanroqueño Curro Espinosa ofrecerá el viernes 23 una velada de música clásica bajo el título «Música para el reencuentro» junto a la clarinetista Lara Rodríguez Rojo y la chelista Alba Clemente. Curro Espinosa inició su formación musical en la escuela de música municipal de San Roque a los 8 años, compaginando los estudios de piano y clarinete a cargo del profesor Miguel Monge. Poco después ingresó en el Conservatorio Elemental de Música “Paco de Lucía” (Algeciras), y ha sido miembro del coro “Regino Martínez” con el que participó en numerosos conciertos.
Ha recibido varios galardones como intérprete, entre los que destaca el segundo premio del IV Certamen Andaluz de Música “Muñoz Molleda”, y el Premio al Mejor Intérprete de Música Española en el II Concurso Regional de Piano “Cuidad de la Línea”.
Finalmente, los pianistas Juan Galiardo y Atsuko Shimada cerrarán este V Festival San Roque Suena con el espectáculo de jazz “Piano dúo”, el sábado 24 de abril. El sanroqueño y la japonesa forman un peculiar dúo pianístico que aborda composiciones propias, arreglos del repertorio jazzístico americano, temas clásicos e incluso temas tradicionales japoneses desde el punto de vista y la estética del jazz. La configuración de dúo permite una comunicación e improvisación constante entre los dos músicos, que unido a la singular tímbrica de la formación, permiten disfrutar de un concierto diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.