El alcalde lamenta que las disputas de poder entre PP y Ciudadanos vuelvan a retrasar la segunda ITV

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha criticado hoy, miércoles, que las disputas de poder entre PP y Ciudadanos el seno del Gobierno de la Junta de Andalucía han vuelto a perjudicar a la ciudadanía campogibraltareña, en esta ocasión en lo referente a la necesaria segunda estación de ITV en la comarca. El primer edil ha lamentado que se haya suspendido una reunión que tenía prevista con Veiasa en la que se iba a tratar ese asunto debido a que dicha empresa pública ha dejado de ser competencia de la Consejería de Economía para pasar de nuevo a la de Hacienda.

Ruiz Boix considera que este cambio, que tildó de “caprichoso”, demuestra “las fisuras” en el acuerdo de gobierno entre PP y Ciudadanos. Recordó que, inicialmente, la empresa pública Veiasa (que gestiona la Inspección Técnica de Vehículos en Andalucía) “era competencia de Juan Bravo”, el consejero de Hacienda (del PP). A continuación, “pasó a manos de Rogelio Velasco”, consejero de Economía (Ciudadanos). Y, finalmente, en fecha reciente ha vuelto a manos de Bravo.

“Teníamos prevista para esta semana -explicó el regidor sanroqueño- una reunión con directivos de Veiasa para trabajar sobre esa segunda estación de ITV para la comarca, y sobre las propuestas de suelo público” que se habían planteado desde el Ayuntamiento de San Roque. “Nos la han vuelto a suspender -indicó-, porque ahora no es competencia de Ciudadanos, y vuelve al PP”.

“Mientras ambos partidos -dijo- juegan a ese reparto de poder, los ciudadanos campogibraltareños esperamos a que nos atiendan en la ITV”. Recordó que en la comarca viven más de 270.000 personas, se ubica el quinto puerto de Europa y el primero de España, y se mueve un importante número de camiones y de vehículos de mercancías debido a la actividad industrial y portuaria.

Apuntó el alcalde que “es más que necesaria la construcción de una segunda estación de ITV ante el colapso total existente en la actualidad. Cualquier vecino de la comarca solicita hoy una cita (para la estación de Algeciras) y se la conceden para mayo o junio. Cuatro meses en los que se arriesgan a ser multados por tener la ITV caducada”, además de que esta revisión técnica es una garantía de seguridad para el tráfico rodado.

Ruiz Boix insta a los responsables de la Junta de Andalucía a que, primero, tomen la decisión de construir esa segunda ITV. Luego, que decidan su localización. Y, finalmente, que se redacte el proyecto. Considera que estos tres pasos se podrían dar a lo largo de los próximos seis meses, para que la partida presupuestaria para la ejecución de la obra se pudiera consignar en los presupuestos autonómicos de 2022.

Recordó que desde el Ayuntamiento de San Roque se han propuesto tres posibles ubicaciones. La primera, en terrenos de la Junta en la Zona de Actividades Logísticas de la Estación de San Roque. En segundo lugar, en el Polígono Industrial de La Pólvora, en Taraguilla. Y, finalmente, en el Polígono Industrial de Campamento, una opción que podría ser más satisfactoria para las necesidades de Veiasa al ubicarse junto al término municipal de La Línea y, también, de los transportistas, que aprecian la anchura de los viales para el tránsito de sus vehículos.

En cualquier caso, el alcalde de San Roque está “convencido” de que, aunque “este horrible gobierno” del PP y Ciudadanos en la Junta de Andalucía consiga llegar a agotar su mandato a principios de 2023, “no se habrá resuelto todavía este problema del Campo de Gibraltar”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.