Adquiridas cien tablets para que colegios e institutos las entreguen a los alumnos con menos recursos

El Ayuntamiento ha adquirido un centenar de tablets para ser distribuidas en concepto de préstamo gratuito entre el alumnado con menos recursos de todo el municipio de Primaria y Secundaria. Además, y ante la alta demanda registrada, se van a adquirir otras unidades para cubrir las necesidades en Secundaria, donde la mayoría de los estudiantes tienen que seguir las clases de manera semipresencial. Hay que recordar que la Junta de Andalucía ha distribuido tan sólo 1.000 tablets para toda la Comunidad Autónoma.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha presentado hoy, viernes, esta iniciativa junto a los delegados de los dos departamentos implicados: David Ramos, por Nuevas Tecnologías, y Belén Jiménez, por Educación. Ruiz Boix explicó que en marzo, a raíz del primer estado de alarma, se detectó que alumnos de “centenares de familias sanroqueñas” tenían problemas para seguir las clases desde casa por no contar con los medios adecuados, como ordenadores, tablets, móviles o acceso a internet.

Recordó que si bien esta cuestión “es una competencia clara de la Junta de Andalucía”, el Ayuntamiento está dispuesto a “arrimar el hombro” al igual que lo hace en materia de Empleo o Asuntos Sociales, que también son competencias autonómicas. En cualquier caso, “no podemos invertir una cuantía elevada, por lo que se han adquirido cien tablets para ser distribuidas entre los distintos centros de enseñanzas obligatorias, aunque no hemos cubierto todas las peticiones hechas desde los diez centros de Primaria y cuatro de Secundaria”.

“Ante la realidad -comentó Ruiz Boix- de que en Secundaria es más elevada la necesidad, ya que la mayoría de los estudiantes están en situación de semipresencialidad, tenemos el compromiso de abrir un nuevo expediente para adquirir más unidades, que espero que podamos repartir en enero de 2021”.

“En todo caso -dijo- estamos hoy presentando las primeras cien primeras unidades, que llegarán a todos los centros públicos de Primaria y Secundaria del municipio, y los directores de los mismos valorarán cuáles son las familias con menos recursos a las que estos dispositivos serán más útiles. Nuestro deseo es que no quede nadie fuera de la Educación obligatoria, pero no podemos llegar a todos los casos”.
Añadió el alcalde que “hay que poner en valor esta apuesta del Ayuntamiento de San Roque, cuando ante esta misma necesidad la Junta de Andalucía ha repartido mil unidades para toda la comunidad autónoma. Sólo en San Roque, vamos a proporcionar cien con recursos municipales. Y seguiremos arrimando el hombro para ayudar a más familias cuando lo necesiten”.
Por lo tanto, se van a entregar un total de cien tablets de marca Lenovo y modelo Tab M10 a distribuir entre los siguientes centros educativos: IES José Cadalso; IES Carlos Castilla del Pino; IES Mar del Sur; IES Sierra Almenara; CEIP Gloria Fuertes; CEIP Carteia, CEIP Maestro Apolinar; CEIP Taraguilla; CEIP San Bernardo; CEIP Sagrado Corazón; CEIP Santa María Coronada; CEIP Santa Rita; CEIP Gabriel Arenas; y CEIP Barbésula.
Estas tablets deben destinarse en concepto de préstamo al alumnado de cada centro educativo que, por su escasez de recursos, tenga dificultades para seguir las clases con total normalidad en la situación actual de pandemia. El orden de prioridad marcado es el siguiente: familias sin recursos y con mayor número de hijos en edad escolar; prevalecerán los alumnos de los cursos superiores a los de los inferiores; deben tener conexión a internet.

El centro, por su parte, se compromete a hacer seguimiento de los alumnos a los que se entreguen los dispositivos para que hagan un uso responsable y le saquen provecho. En caso de un uso negligente o que no sea usado, se le reclamará al alumno para entregarlo a otro que lo necesite según el listado elaborado previamente por la dirección del centro. Las tablets prestadas serán recogidas por el centro cuando finalice el curso para su devolución antes del 30 de junio de 2021.

A las familias se les pide, por su parte, que los estudiantes utilicen exclusivamente el aparato para asuntos educativos; que se cuide de la tablet para devolverla a final de curso en perfecto estado; no se podrá prestar a terceras personas, permaneciendo siempre en la unidad familiar; y deberán intentar sacarle el máximo partido, de manera que pueda verse reflejado en el rendimiento escolar del alumno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.