Solanes defiende los presupuestos de 2021 como herramienta fundamental para la lucha contra la crisis causada por la pandemia

La concejal delegada de Economía y Hacienda, María Solanes, ha puesto en
valor, una vez más, la buena gestión económica del equipo de Gobierno de José
Ignacio Landaluce.
La edil ha recordado que “los presupuesto para 2021 se elaboraron pensando
única y exclusivamente en nuestros vecinos, por eso son los presupuestos con la
mayor inversión social que alcanza los 10 millones de euros y con unas inversiones
de otros 10 millones de euros, cumpliendo en todo momento con el plan de ajuste,
las medidas de sostenibilidad financiera y de estabilidad presupuestaria,
incorporando todas y cada una de las observaciones que nos han hecho desde el
Ministerio de Hacienda”.
“El presupuesto recoge unos ingresos totales de 113 millones de euros, para
unos gastos previstos de 112 millones de euros, lo que implica un superávit inicial de
735.000 euros” ha explicado Solanes, que ha señalado que “esta cifra refleja una
disminución en los ingresos y en los gastos. Se han congelado todos los impuestos,
tasas y tarifas que pagan los vecinos, una medida imprescindible en esta crisis
sanitaria, económica y social, que se conjuga con nuestro deseo de prestar a los
ciudadanos los mejores servicios posibles”.
Ha querido destacar algunas de las inversiones recogidas en este
presupuesto, como pueden ser: 1,3 millones de euros en infraestructuras de la
ciudad, 500.000 euros en arreglos de diversas calles, 100.000 euros en
mantenimiento y mejora de los cementerios, 130.000 euros en las instalaciones de
Policía Local, 120.000 euros para mejorar las pistas deportivas del polideportivo
“López Hita”, 200.000 euros en reparaciones y pintado de los centros educativos,
entre otras tantas inversiones a cargo de las arcas municipales, sin olvidar las
cofinanciadas con fondos FEDER, ITI o Invierte. “Además vamos a crear un fondo
especial de inversiones con cargo al superávit por un importe total de 16 millones de
euros” ha añadido la concejal.
En cuanto a los fondos de ordenación, la delegada ha resaltado que “estos
son una herramienta que ha dado el Ministerio a los ayuntamientos para que
podamos hacer frente a la deuda comercial, y cumplir así la ley de estabilidad
presupuestaria” y ha recordado que “durante los diez años que lleva José Ignacio
Landaluce como alcalde, no se ha pedido ni un solo euro prestado a los bancos,
puesto que la línea que sigue este equipo de Gobierno es hacer disminuir la deuda
heredada del gobierno anterior, pues no debemos olvidar que el 80% de las
sentencias que llevamos al fondo de ordenación fueron causadas por el pésimo
gobierno socialista”.
En este sentido, ha señalado que “gracias a la buena gestión de este equipo
de Gobierno, hemos pasado de una situación de riesgo alto a riesgo moderado,
pues estamos amortizando 6 millones de euros de deuda al año, una cantidad nada
desdeñable en relación con nuestra capacidad económica”, también ha hecho
referencia a que “la deuda del Ayuntamiento está estructurada, de tal forma que
hemos podido reducir la morosidad, disminuyendo el tiempo de pago a nuestros
proveedores, y aunque aún hay mucho por hacer, estamos en la senda de la mejora,
la transparencia y el control de gasto”.
Para finalizar, Solanes ha manifestado que “aunque jamás hubiésemos
imaginado un escenario tan triste como el que desde el pasado mes de marzo se
está viviendo, asumimos la responsabilidad histórica de luchar contra los efectos
negativos de la pandemia valiéndonos de unos presupuestos sociales,
comprometidos y realistas, que constituyen una pieza fundamental en el desarrollo
económico y social de nuestra ciudad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.