Sábado de relativa normalidad tras las incidencias ocasionadas, ayer viernes, por la borrasca

El municipio de San Roque se recupera, hoy sábado, tras las numerosas incidencias ocasionadas por el temporal durante la jornada de ayer. Operarios municipales han estado inspeccionando las zonas más afectadas este viernes para comprobar la progresiva vuelta a la normalidad, aunque desde el Ayuntamiento no se baja la guardia, ya que continúa la probabilidad de precipitaciones durante el fin de semana. Eso sí, con menor virulencia al alejarse la borrasca Filomena de la comarca.

La de este viernes 8 de enero fue una jornada marcada por el alto número de incidencias, debido especialmente a la cantidad de agua caída desde la madrugada anterior, con picos máximos a las 10.00 y a las 19.00 horas.

Durante la jornada de hoy, operarios de Emadesa, Amanecer, Policía Local y Protección Civil siguen al frente el operativo del Ayuntamiento. También, trabajadores del servicio de guardia de la Delegación de Eficiencia Energética han estado subsanando deficiencias en el alumbrado público y otros problemas de interrupción de energía eléctrica en varios puntos del municipio.

Tras el progresivo cese de precipitaciones, hay que señalar que la tónica durante la jornada del sábado es de relativa normalidad, a excepción de la carretera A-2100, que une Sotogrande con Castellar, conocida como la de Arenillas, donde este viernes un vehículo quedó atrapado en una gran bolsa de agua.

Tras la intervención de Bomberos y la retirada del coche, los operarios han estado realizando labores de limpieza de la zona antes de abrir la carretera, que ha estado cortada al tráfico.

También hay que señalar que se están inspeccionando los centros escolares, algunos bastante afectados por la gran caída y acumulación de lluvia de ayer y donde se está empleando maquinaria para la extracción de agua.

 

 

 

La teniente de alcalde de Educación, Belén Jiménez, ha realizado una visita a los colegios en la mañana de hoy, sábado, donde ha podido constatar que se está trabajando con buen ritmo y a lo largo del fin de semana para que los alumnos puedan retornar a sus clases a partir del lunes.

Por otra parte, ayer, viernes, se produjo la caída de un árbol en el campo municipal de fútbol La Unión, en Guadiaro, que será retirado en las próximas horas. El resto de zonas del municipio vuelve también poco a poco a la normalidad, tras la limpieza y retirada de agua y barro habituales tras un temporal de semejantes características.

 

 

Hay que recordar que a lo largo de la mañana de ayer, viernes, la situación de los ríos Guadarranque y Guadiaro era positiva, pues aunque bajaban con bastante agua no parecía que hubiera riesgo de inundaciones. Donde sí existía esa posibilidad era en Pozo del Rey, ya que el arroyo Cachón estuvo al límite de desbordarse. Asimismo, se detectaron problemas en la zona antigua de Torreguadiaro, donde el agua amenazaba con entrar en algunas viviendas.

La mayor parte de los percances fueron provocados por las bolsas de agua. La que afectaba más al tráfico de vehículos se localizaba en la CA-34, que une San Roque con La Línea. Así, la rotonda frente a la gasolinera de Las Rosas (en el acceso a Refinería) se inundó completamente alrededor del mediodía, de manera que hubo que cortar la vía y se formaron grandes colas en ambos sentidos.

La Guardia Civil consiguió que, al menos, los vehículos pudieran volver a sus lugares de origen, e intervino en el tráfico en zonas como El Toril para evitar más retenciones. En las horas siguientes la situación volvió a la normalidad.

Otra bolsa de agua, pero esta vez en la carretera de Arenillas, provocó el corte de tráfico a la altura del Colegio Internacional de Sotogrande, y hubo incluso algunos vehículos que quedaron atrapados.

Desde por la mañana se formaron bolsas de agua en otros puntos del municipio, como en el acceso a San Roque desde El Toril y en la carretera CA-34 frente al Cementerio de la Bahía, en dirección San Roque. En estos puntos, los vehículos tenían que disminuir la velocidad ante el riesgo de aquaplaning.

Además, se ha cortado el acceso a Pozo del Rey desde Campamento también por una bolsa de agua, y otra ha aparecido en la Avenida de las Mimosas. A pocos metros de allí, en la zona de Crinavis, el panorama era el de un gran charco.

Por la tarde, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, visitaba los puntos del municipio, acompañado en esta visita de inspección por el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Ordóñez, y por el jefe de la Policía Local, Pedro Luis González.

Los tres se desplazaron a las cercanías de la desembocadura del arroyo Los Gallegos, en Puente Mayorga; al Paseo Marítimo de dicha barriada; a la calle Inmaculada de Pozo del Rey, junto al Arroyo del Cachón; a la desembocadura del río Guadarranque, en la barriada de ese nombre, donde reclamó a la APBA que despeje de maleza la barrera antinarcos; y a la carretera de Arenillas, que une Sotogrande con Castellar. Varios ediles, entre ellos el responsable de Infraestructuras y Obras, Óscar Ledesma, visitaron algunas de esas zonas durante la mañana.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la previsión durante el fin de semana es de lluvias intermitentes y rachas de viento de oeste de moderado a fuerte, por lo que desde este sábado finaliza el aviso por alerta naranja. No obstante, los equipos del Ayuntamiento continuarán vigilantes, sin bajar la guardia, hasta que se retire completamente la borrasca Filomena de la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.