Reunión para potenciar la OMIC de San Roque


La teniente de alcalde de Comercio, Belén Jiménez, y personal adscrito a la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) participaron en Cádiz en una reunión convocada por la delegación territorial de Comercio de la Junta, que tenía como objetivo el reconocimiento y potenciación de las OMICs.

La reunión se celebró para informar de las modificaciones al Real Decreto 472/2019 de hojas y reclamaciones de las OMIC de Andalucía, que actualmente se encuentra en fase de alegaciones.

Los Ayuntamientos han presentado aportaciones a este nuevo decreto, que tiene como objetivo, además del reconocimiento y potenciación de las OMICS, la simplificación y flexibilización de la tramitación administrativa; y el impulso la telematización.

El decreto se encuentra hasta 17 mayo en trámite de audiencia, en la fase de alegaciones, y se prevé que entre en vigor en noviembre de 2021, y para mayo de 2022 las hojas de quejas y reclamaciones en todos los establecimientos funcionarán telemáticamente, para hacerlo a través de dispositivos móviles.

Este nuevo decreto mantiene la obligatoriedad para empresas y profesionales que comercialicen bienes o presten servicios en Andalucía, de disponer y entregar la hoja de quejas y reclamaciones en formato papel, a la vez que añade que, además, deben darse de alta en el Sistema de Hojas Electrónicas.

La exigencia de tener y poner a disposición las referidas hojas de quejas y reclamaciones es obligatoria, aún en aquellos casos en los que existan otros instrumentos o mecanismos previstos por otras normas sectoriales, corporativas, deontológica o de análoga naturaleza.

Se pretende, asimismo, solucionar la confusión existente en torno a la competencia territorial para la tramitación de las hojas de quejas y reclamaciones, adoptando el criterio de la mayor cercanía a la persona reclamante.

De esta manera, siempre que haya una Oficina Municipal de Información al Consumidor en el municipio de residencia habitual de la persona consumidora y usuaria, será ésta la competente para tramitar una reclamación. En su defecto, corresponderá su tramitación a la Delegación Territorial o Provincial de la Junta de Andalucía competente en materia de consumo.

También queda más claro el curso que ha de darse a aquellas reclamaciones en las que el domicilio de la persona reclamante esté fuera de Andalucía, primando de nuevo la cercanía a la ciudadanía

Igualmente, el nuevo decreto, como hacía el anterior, persigue clarificar la utilidad real de las hojas de quejas y reclamaciones y evitar que la ciudadanía pueda ver defraudadas sus expectativas.

En concreto, la finalidad de este sistema es la de facilitar la posibilidad de solucionar las controversias que puedan surgir entre las partes intervinientes en una relación de consumo sin necesidad de acudir a la jurisdicción ordinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.