¿Periodo de carencia o campaña electoral? por Rafa Oliva.

Recientemente, en un Pleno Extraordinario Municipal del Ayuntamiento de Los Barrios, se aprobó la unificación de varios préstamos de deuda pública en uno solo, por valor de 126 millones de euros.  Cuando se habla de estas cantidades, se pierden las escalas, así que vamos a tratar de hacernos una idea sobre la cantidad de “maldito parné” que tenemos entre manos.  Para los que ya tenemos cierta edad, se trata de veintiún mil millones de las antiguas pesetas (21.000.000.000 ptas). Para los más jóvenes, con ese dineral podríamos comprar mil doscientas viviendas en nuestra Villa (casi tres veces Palmones), construir 31 colegios de primaria o renovar la flota de camiones de la basura de todo el Campo de Gibraltar la friolera de 18 veces. Para los monárquicos, se trata de lo que cobraría el rey después de reinar en España durante 469 años.

Todo ese montante forma parte de la ingente deuda pública municipal, que roza los 200 millones de euros, creada en gran parte por la nefasta gestión socialista que gastaba 45 millones mientras solo ingresaba 30, pero también por flagrantes meteduras de pata de Andalucistas y 100×100, como el tremebundo boquete que causó el tema de los amortizados del Ayuntamiento en las arcas públicas. Sí, esa magnífica gestión de Romero y Alconchel que causó que más de 100 personas cobraran 6 años de sueldo sin ir a trabajar. Fueron los famosos salarios de tramitación.  ¿Herencia recibida? En buena parte sí, pero gobernar con el estómago, y no con la cabeza, tampoco ayuda, igual que mil batallas legales romeriles perdidas.

Regresando al Pleno Extraordinario Municipal, que fue despachado en 15 minutos de reloj, la propuesta era muy sencilla, unir dos préstamos en uno solo, por valor de los 126 millones ya cuantificados en el primer párrafo.  Como los puntos de acuerdo son públicos (al fin y al cabo será el pueblo quien deba hacerse cargo de los mismos) podemos reproducirlos aquí:

“Aprobar la formalización de la operación financiera que resulte de la agrupación y ampliación en 5 años de las operaciones formalizadas con el Fondo de Financiación a entidades locales hasta el 31 de diciembre de 2020, con la entidad que determine el ICO, y en las condiciones financieras a determinar por la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional”.

Básicamente, se trata de pedir un préstamo nuevo para pagar otros dos.  El interés del nuevo préstamo será similar o un poco inferior a los dos anteriores (en eso sí hemos ganado algo), mientras que el plazo de amortización (lo que se tarda en pagar) se aumenta en 5 años. Eso es hipotecar a Los Barrios por 5 años más, una zancadilla a las nuevas generaciones de barreñas y barreños.  Pero la verdadera gracia es que el nuevo préstamo tendrá un periodo de carencia de 2 años, a contar desde este mismo mes.  ¿Qué es eso de la carencia? Pues que desde que se formalice el préstamo hasta junio de 2023 no se va a pagar la parte de capital del préstamo, solo se pagarán los intereses del mismo (que es muy poquito). ¿Significa eso que nos ahorramos 2 años de préstamo? No, solo que retrasamos el pago del préstamo en 2 años, una patada hacia adelante al monstruoso balón de la deuda.

La jugada es maestra, y además es exactamente la misma que perpetró su colega Juan Franco en La Línea apenas 48 horas antes.  Desde ahora hasta junio de 2023, lo que viene a ser precampaña y campaña electoral, Alconchel contará con unos milloncejos para hacer prácticamente lo que le venga en gana.  Recordemos que las elecciones municipales serán en mayo de 2023. ¿Estatuas de Hércules y sus leones? Póngame dos. ¿Regalar terrenos a congregaciones religiosas de nula implantación en Los Barrios? Sujétame el cubata. ¿Contratar asesores y cargos de confianza puestos a dedo? De cuatro en cuatro.  Mientras tanto, ni terreno para la perrera, ni piscina de verano, ni casa de la juventud, ni ná de ná.  Dicen los compis del 100×100 que las condiciones no las eligen ellos, sino que les vienen impuestas por el Ministerio.  No digo que no, pero vaya… ¡que bien les ha venido, ni que lo hubieran preparado!  Dinerito ahora para la reelección y el que venga detrás que arree con un préstamo de órdago hasta el 2044.  Parece que Alconchel y Juan Franco tuvieran el mismo asesor, que para algo comparten siglas.

¿Será beneficioso para Los Barrios? Pues mire usted, ahora sí y después no, pero más beneficioso será para el equipo de gobierno y sus muletas PP y Cs.  El que escribe estas líneas, en cuanto escuchó lo del periodo de carencia lo tuvo claro.  No podía apoyar la iniciativa de ninguna de las maneras, como sí hizo el PSOE: carta blanca a Alconchel y riego de billetes para su precampaña electoral… nos esperan dos añitos más de fotitos, cortes de cintas, actos de representación y siete platos de redes sociales, todo para mayor honor y gloria de su nombre. Eso sí, la factura la pagarás tú.  O tus hijos, dentro de 20 años, si es que no han emigrado.

 

Rafa Oliva, concejal de Podemos Los Barrios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.