Ligera subida en la tasa de contagios, en el día que hay que lamentar dos nuevas muertes por COVID-19

Después de dos días de bajada en los contagios, los datos ofrecidos por la Junta de Andalucía sobre la evolución de la COVID-19 en el municipio apuntan hoy, viernes, a un leve incremento en la tasa, además de que se han registrado dos fallecimientos más, hasta llegar a las 23 personas desde el inicio de la pandemia, en marzo pasado. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha lamentado esas muertes y ha pedido a la población que extreme las medidas sanitarias y que se abstenga de reuniones sociales, ya que en estos momentos hay más de 1.000 personas infectadas en San Roque por el virus.

Ruiz Boix ha hecho estas declaraciones momentos después de conocer los datos aportados por la Consejería de Salud y Familias en el día de hoy, que apuntan a una tasa de 1.564 positivos confirmados por 100.000 habitantes en 14 días. Indicó que “desgraciadamente, después de tres días de bajada, con descensos de hasta el 10%, hoy hay un empate. En realidad, es un ligero incremento”, respecto a la tasa de 1.540 registrada ayer.

Recalcó que “es una tasa muy elevada y crítica, por lo que hay que redoblar esfuerzos” para lograr los dos objetivos que, en su opinión, hay que marcarse. En un primer lugar, reducir dicha tasa por debajo de 1.000, de manera que se pueda reabrir el comercio no esencial “y ayudar -dijo- a la hostelería, a las agencias de turismo, a los establecimientos comerciales de, por ejemplo, la venta de ropa”. Calcula que esta meta se podrá alcanzar “quizás en diez días”, aunque para ello será necesario “reducir este fin de semana al mínimo los contactos sociales”.

El segundo objetivo es lograr bajar la tasa de 500, de manera que se acabe con el cierre perimetral “que en estos momentos afecta a más de 400 municipios andaluces. El reto será aún mayor. Pero vamos a ir paso por paso”.

Por eso, subrayó el alcalde que “si bien el fin de semana invita a los contactos sociales, si los tenemos nos haremos responsables del cierre de establecimientos y de las tristes circunstancias que están pasando muchos sanroqueños y sanroqueñas en los hospitales de Algeciras, de La Línea y en el de San Carlos de San Fernando, donde siguen aún seis usuarios de la Residencia de Mayores”.

En cualquier caso, para el regidor sanroqueño “la cifra más trágica” que se ha conocido hoy es que “se eleva el número de fallecidos de 21 a 23. Dos muertos más. Hay que darle la seriedad y la notoriedad que se merece el coronavirus, que está destrozando a muchas familias. Hay que tomárselo en serio”.

También lamentó que “por primera vez superamos los mil casos activos. Tenemos 1.008 casos en estos momentos”, lo que supone una cifra “muy alta” en una población como la sanroqueña, de unas 32.000 personas. Por ello, reiteró su llamamiento a que no se mantengan contactos sociales en los próximos días.

Por otro lado, recordó que, como se valoró en el Consejo Escolar Municipal, a pesar de las opiniones de muchos padres y madres sobre la necesidad de privilegiar la enseñanza virtual para evitar contagios, desde la Junta de Andalucía “no se ofrece alternativa a la educación presencial”. Indicó Ruiz Boix que “a fecha de ayer, había un 70% de asistencia a clase en el municipio”, lo que supone que el 30% restante está en situación de absentismo, algo que “no podemos permitirnos”. Aunque es consciente el alcalde de que la postura de la Junta “no coincide” con la de muchas familias, sostiene que “hay que acatarla”.

Mandó también “un mensaje de ánimo a las 1.008 personas” que tienen el covid en estos momentos en el municipio, así como a sus familiares y amigos. “Entendemos -dijo- que esta situación dura casi un año, y que los ritmos de la campaña de vacunación no se están cumpliendo conforme a lo previsto inicialmente”.

El primer edil pidió que se pronunciaran en este momento “los liberales que defienden el mercado libre, los que no creen en el control de los gobiernos sobre el mercado”. Se refería así a las dificultades que se están encontrando con las empresas que fabrican las vacunas, que están privilegiando a “los países que han comprado a un precio más alto que la Unión Europea”, de manera que los países comunitarios “no llegan las vacunas al ritmo previsto. Confiamos en que el Gobierno de España y la UE puedan recuperar el ritmo e incluso incrementarlo, para cumplir el objetivo de que a finales del verano más del 60% de la población esté vacunada”

Mientras tanto, hizo un llamamiento a la población sanroqueña para que “coopere. Que la saturación de los hospitales no se vea incrementada por decisiones erróneas. Habrá tiempo de cumpleaños y celebraciones sociales. Hoy toca autoconfinarse”, concluyó el alcalde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.