Las trabajadoras de la empresa OHL se han concentrado frente al Ayuntamiento de Los Barrios


Las trabajadoras del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) de la empresa OHL se han concentrado frente a la puerta del Ayuntamiento de Los Barrios, en el marco de la Huelga General convocada desde la sección SAD de CGT Andalucía para hoy en toda la comunidad andaluza. A la concentración han asisitido el alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel, la delagada de Servicios Sociales, Sara Lobato y el portavoz municipal de Podemos Rafael Oliva.

Las trabajadoras exigen trabajar seguras frente a los riesgos de contagios y propagación del virus y otras enfermedades contagiosas, para que “el colectivo sea tenido en cuenta como sociosanitario, para que se acabe con la subcontratación a empresas sanguijuela, con la finalidad de que se eliminen las listas de espera de personas andaluzas a las que no les llega la atención social en sus domicilios y que se dignifiquen las condiciones sociolaborales y económicas de las miles de mujeres y hombres andaluzas que se dedican al cuidado de personas mayores y dependientes en todos los rincones de nuestra tierra”.

Esta nueva convocatoria de huelga, tras el acuerdo alcanzado en el Sercla con la Consejería de Igualdad y Asuntos Sociales el pasado 9 de octubre, tiene como objeto dar solución a distintas demandas del colectivo SAD en Andalucía, de las que los ayuntamientos andaluces y las empresas privadas a las que subcontratan el servicio “son responsables por la avaricia inmunda de una patronal del sector sin escrúpulos, a la que nada importa el servicio social que se le encomienda y solo el lucro millonario que genera la ayuda a domicilio le mueve”.

Las peticiones y los motivos que generan la conflictividad laboral son la dotación de EPI´S suficientes, de calidad y homologados a todas los trabajadores del sector como los que están preceptuados para el personal actualmente considerado sociosanitario; la eliminación de las contratas y subcontratas del SAD, pasando a ser servicios públicos municipalizados, eliminando con ello la precarización del empleo y el lucro de empresas privadas que “sin exponer absolutamente nada se enriquecen a costa de los presupuestos públicos”; la adaptación de los puestos de trabajo de las trabajadoras en situación de embarazo desde el mismo momento en que se comunique por estas a las empresas, como prevención y protección tanto para la madre como para el feto; la eliminación de las listas de espera de personas dependientes con necesidades de ayuda a domicilio y fomento e implantación generalizada de este servicio social; el establecimiento de un valor mínimo neto por hora de trabajo para las auxiliares de ayuda a domicilio en 10 €/hora; el establecimiento de la jornada completa para el sector en 35h semanales máximo y la jornada mínima a tiempo parcial en 25 horas semanales; la compensación económica de las jornadas partidas con un 33% del salario base y limitación a un solo corte de la jornada diaria facilitando la conciliación laboral y familiar, no pudiendo existir en el corte más de 60 minutos de interrupción de su jornada.

Por otro lado, la ley de Dependencia 39/2006, de 14 de diciembre, de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, va camino de cumplir 14 años y parece que quedan muchos objetivos sin cumplir. Desde hace 14 largos años la Junta de Andalucía está congelando el precio hora de trabajo. A las personas trabajadoras de ayuda domiciliaria no se les reconoce su esencial trabajo, no sólo económicamente, sino permitiendo “condiciones contractuales próximas a la esclavitud, amén de no asumir y reconocer la capacitación socio-sanitaria de su labor”.

FUENTE: NOTICIAS DE LA VILLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.