La borrasca Filomena provoca incidencias en varios puntos del municipio, en especial en la Zona de Bahía

La borrasca Filomena está causando numerosos problemas en diversos puntos del municipio, especialmente por las bolsas de agua en diversos tramos de calzada, hasta el punto de que la Policía Local ha cortado algunas calles. Dispositivos de Obras y Servicios, Emadesa y Amanecer están atendiendo numerosas incidencias en todo el municipio. La previsión meteorológica señala que las peores horas de lluvia serán entre las 15.00 y las 19.00 de hoy viernes.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha hecho un llamamiento a la precaución en la carretera, y ha recordado el número de teléfono único 112 ante cualquier emergencia. Distintos concejales del Equipo de Gobierno han visitado las zonas más afectadas a lo largo de la mañana para hacer una valoración de daños e inspeccionar el trabajo realizado por el personal municipal.

En este momento, sobre las 11.30 horas, la situación de los ríos Guadarranque y Guadiaro es positiva, pues aunque bajan con agua no parece que haya riesgo de inundaciones. Donde sí existe esa posibilidad es en Pozo del Rey, ya que el arroyo Cachón está al límite de desbordarse.

Gran parte de los problemas han sido provocados por las bolsas de agua en la carretera, como las situadas en el acceso a San Roque desde El Toril y en la carretera Nacional 351 frente al Cementerio de la Bahía, en dirección San Roque. En estos puntos, los vehículos tienen que disminuir la velocidad ante el riesgo de aquaplaning.

Además, se ha cortado el acceso a Pozo del Rey desde Campamento también por una bolsa de agua, y otra ha aparecido en la Avenida de las Mimosas. A pocos metros de allí, en la zona de Crinavis, el panorama es el de un gran charco.

Desde Emadesa se han reforzado los equipos para atender las distintas incidencias, especialmente en las zonas de Bahía y Valle del Guadiaro. En la mayor parte de las ocasiones se deben a la incapacidad de evacuar tal volumen de agua por parte de las redes de pluviales.

Como nota positiva, la situación en la Estación de San Roque es de práctica normalidad, en especial en la zona del CEIP San Bernardo y el centro de salud, que tan afectada ha sido por inundaciones en el pasado. La reforma de las redes de evacuación de aguas realizadas en los últimos años está teniendo el efecto deseado, al menos en estos momentos.

Según los avisos de la Agencia Estatal de Meteorología, se prevé un empeoramiento de las condiciones en cuanto a intensidad precipitaciones a lo largo de la mañana. Se esperan hasta 80 litros por metro cuadrado en 12 horas, con la alerta naranja por lluvias durante toda la jornada. El pico máximo se espera a las 19 horas. Los vientos, que son del sudeste de intensidad fuerte, de hasta 50 km/h, amainarán con giro a componente sur a partir del mediodía, y cambiarán a poniente moderado a partir de las 18 horas, aproximadamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.