El equipo de gobierno demanda medidas de apoyo al sector comercial con ayudas directas que faciliten el alquiler para evitar cierres de locales

Se solicitan incentivos fiscales y una moratoria en el pago de
los créditos ICO hasta enero de 2023
El equipo de gobierno presentará una moción en el próximo
pleno ordinario de la Corporación municipal, que se celebrará la
semana próxima, concretamente el jueves 15 de abril, en la que se
demandan medidas de apoyo y ayudas directas que faciliten el
acceso a los locales comerciales de la ciudad.
En la proposición se pide al gobierno de la Junta de Andalucía,
ante el anuncio de un Plan de Contingencia destinado al
mantenimiento del empleo y de la actividad económica dentro del
comercio andaluz, el aumento de las partidas presupuestarias
destinadas a las ayudas al alquiler de los locales comerciales,
considerando que los 14 millones de euros previstos en el plan de
reactivación anunciado, por importe de 732 millones de euros, “es
a todas luces insuficiente y escaso”.
Además, se demanda del Gobierno de la Nación la creación de
un Plan de Estímulo para locales comerciales que de manera
coordinada con los municipios, incentive fiscalmente a los
arrendadores y propietarios que apuesten por la regeneración
comercial de las ciudades y, de la misma forma, se alivie
sustancialmente la carga económica a los emprendedores y
comerciantes minoristas.
Por último, se solicita también al Gobierno Central la
aplicación de una moratoria de pago de los créditos ICO hasta el
mes de enero de 2023, que permita tomar aire a las empresas,
recuperarse económicamente y, al menos, no ver acrecentadas sus
deudas.
En la moción, se destaca la importancia del comercio a nivel
local a lo largo de la historia “como seña de identidad de La Línea
de la Concepción”, detallando las dificultades a las que se ha
enfrentado el municipio con el cierre y posterior apertura de la
Verja con Gibraltar, la resaca de la transición con el consiguiente
padecimiento de las “políticas de Estado” y la reciente crisis
económica de 2008, que abocó al cierre a muchos negocios de la
ciudad. Todo ello agravado por la actual crisis sanitaria.
Desde la formación política La Línea 100×100, que sustenta al
equipo de gobierno, se recuerdan las medidas desarrolladas desde
el Ayuntamiento en apoyo al sector comercial de la ciudad, con la
aplicación en estos días de una segunda línea de subvenciones, por
importe de 300.000 euros, la dispensa en el pago de las tasas
municipales, por valor de 80.000 euros, y el desarrollo de
campañas de apoyo al comercio.
Además, aluden al incremento desproporcionado de los
precios de los alquileres en la ciudad a lo largo de los últimos años,
sin entrar a valorarlo aunque destacando su impacto negativo
sobre el sector, pese a entender el derecho de los propietarios y
arrendadores a fijar los precios dentro de una economía de libre
mercado como la actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.