Comer sano en Directo al Paladar (LXXXIII): el menú ligero del mes

Comer sano en Directo al Paladar (LXXXIII): el menú ligero del mes
OFRECIDO POR MAR DE NORUEGA

El menú ligero del mes, saludable y otoñal

Escogiendo siempre alimentos frescos y de temporada, así como adaptando el menú propuesto a las particularidades de cada consumidor u hogar que lo pone en práctica, lograremos mejorar considerablemente nuestra alimentación.

Así, recomendamos usar el siguiente menú como guía para crear nuestra propia planificación en casa.

Sugerencias para desayuno o merienda

Aunque no se trata de ingestas imprescindiblesel desayuno y la merienda pueden ser parte de la dieta habitual en muchas personas y en estos casos, es conveniente su realización escogiendo preparaciones saludables como las que mostramos a continuación:

Tortitasalmendras

 

Tostaaguacatepistacho

Aquí podemos escoger una opción y repetirla cada día, o ir variando las mismas si somos de los que fácilmente caemos en la monotonía cuando ingerimos lo mismo. Y si no estamos habituados a desayunar o merendar, no es esencial su realización.

Por supuesto, aconsejamos adaptar los platos y raciones a cada consumidor.

Así es como las frutas y verduras ayudan a perder peso. La mejor forma de prepararlas y 29 recetas para sumar a tu dieta

Para cada día de la semana, considerando almuerzo y cena, dejamos las siguientes propuestas que podemos modificar acorde a nuestras posibilidades, necesidades, gustos y preferencias:

Calabazagratinada

 

Cazuelapollo

 

Como hemos dicho, es recomendable adaptar el menú a cada hogar y por eso, podemos cambiar las recetas por otras o modificar ingredientes y métodos de cocción.

Asimismo, es posible cambiar la propuesta de un día por la de otro sin inconveniente alguno, siempre intentando ser flexibles pero organizados al momento de resolver nuestras comidas semanales.

Ensaladatailandesaverduras

Consejos para completar el menú ligero del mes

Ya en un nuevo curso laboral y habiendo pasado las vacaciones, lo que recomendamos es adaptar nuestra dieta a la rutina siendo siempre organizados de manera de lograr una alimentación de calidad ante todo.

Por eso, un consejo que no podemos dejar de dar es que intentemos consumir platos elaborados en casa siempre que sea posible. La comida casera tiene siempre menos calorías y nutrientes de mejor calidad que la que podemos conseguir fuera de casa.

Aunque ello implique dedicar un poco de tiempo a la cocina, tenemos recursos para aprovechar tales como el congelador para guardar sobrantes y consumir en el trabajo o durante la semana que tenemos menos tiempo. También podemos preparar opciones de tupper o apuntarnos al batch cooking para elaborar platos en muy poco tiempo, para toda la semana.

Alejarnos de la comida de restaurante, los ultraprocesados listos para calentar y consumir y por supuesto, de los fast food será clave para mejorar nuestra dieta.

Por eso, si buscas comer más sano te proponemos recuperar la comida casera y dedicar aunque sea un mínimo de tiempo a la cocina para cuidar nuestra dieta.

Fuente:  www.directoalpaladar.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.