Centenares de personas rechazan la subestación eléctrica en Puente Mayorga

Centenares de personas han participado esta tarde noche en una manifestación de rechazo a la subestación eléctrica en Puente Mayorga que pretende instalar Red Eléctrica. La manifestación la encabezaba una pancarta con el lema “Puente Mayorga no caminará solo. Subestación NO”, portada por los representantes de las asociaciones convocantes y los portavoces de todos los grupos políticos de la Corporación.

La manifestación ha servido para mostrar el rechazo de la ciudadanía sanroqueña y de la comarca al proyecto de Red Eléctrica, que pretende ubicarse a pocos metros de viviendas.

La protesta, convocada por colectivos sociales, vecinales, ecologistas y por todos los grupos de la Corporación, comenzó en la Plaza de Armas, y finalizó en la Alameda Alfonso XI, donde se leyó un manifiesto.

En el mismo se argumenta que Puente Mayorga dice No al cambio de ubicación por Red Eléctrica del proyecto de la subestación para abastecer a Ceuta, “y afectará a los vecinos que han sido ninguneados nuevamente por cuestiones políticas”.

“Ubicar una subestación a escasos metros de la población no es la solución energética que necesita la comarca y Ceuta, que podría solucionar su déficit energético con otra alternativa, y no condenar a Puente Mayorga con otra industria contaminante”, indicaba el manifiesto.

Se hizo mención en el manifiesto a la dependencia industrial de la barriada, “y esta Plataforma no va a permitir que Puente Mayorga siga siendo la cenicienta de la comarca. No a la subestación”, finalizó el manifiesto.

El portavoz de la Plataforma en Contra de la Subestación en Puente Mayorga, Julio Granara, señaló que “es incomprensible que se quiera instalar la subestación a 50 metros de un colegio, y Puente Mayorga históricamente ha sido una barriada castigada por las industrias, y no queremos la subestación y el cable en Puente”.

Animó a la presidenta de Red Eléctrica, Beatriz Corredor, a “buscar alternativas en Ceuta sin dañar a Puente Mayorga, porque no podemos soportar otra industria más. Somos un pueblo arrinconado por las industrias

Por su parte, la representante de los colectivos sociales de Puente, María Jesús García Illescas, señaló que “decimos claro y alto que ni una más en Puente y seguiremos en la lucha para impedir la instalación de la subestación”.

Por último, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, señaló que rechazamos todos la instalación de esta subestación y son varias las ocasiones en la que los vecinos han mostrado su rechazo a la instalación, a sólo 100 metros de la barriada y el colegio de Puente, de una nueva subestación eléctrica”.

Ante el reiterado rechazo rotundo de esta pretensión en San Roque, “que ya cuenta con 7 subestaciones eléctricas, queda demostrada que la solidaridad del pueblo de San Roque está más que demostrada”.

“Es el momento de que Red Eléctrica reflexione -opina el alcalde- en un proceso de alegaciones presentadas por varios colectivos y por el propio Ayuntamiento, y que abandonen la idea de ubicar esa subestación en Puente Mayorga, por lo que espero la solidaridad, comprensión y la sensibilidad, de Red Electrica para que cambie la ubicación proyectada”.

Representantes de distintos colectivos y de los grupos políticos del Ayuntamiento acordaron en una reunión conformar “un frente común” en rechazo al proyecto de Red Eléctrica, consistente en una nueva subestación en Puente Mayorga y en un cable submarino hasta Ceuta, además de que es previsible un aumento en el número de redes de alta tensión entre dicha barriada y la subestación del Pinar del Rey.

Hay que recordar que en un radio de 50 metros de la subestación que se plantea se encuentran las viviendas de la Barriada de Nazaret y el Colegio Sagrado Corazón, así como otros equipamientos públicos como el Centro Cívico “La Esquina”.

Sin embargo, los convocantes de la manifestación recalcan que esta realidad no aparece en el informe ambiental del proyecto, ya que se ha utilizado el mismo documento que se elaboró cuando se planteaba la subestación en Los Portichuelos, un área deshabitada del municipio de La Línea.

Sostienen los convocantes que Ceuta puede abastecerse con energías limpias y así evitar una infraestructura eléctrica que no beneficia el municipio de San Roque, sino que generará “una pérdida de territorio, un impacto grave durante la fase de construcción y un riesgo ambiental posterior por rotura del cable”. Además, señalan que “estas infraestructuras van a colapsar aún más a esta ciudad y al Campo de Gibraltar, aumentando las redes de comunicación eléctrica de alta tensión, tejiendo aún más esa tela de araña en la que estamos inmersos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.