Arranca la campaña “Secretos que duelen” contra el abuso sexual infantil


Hoy, 18 de noviembre Día Europeo de la Protección de la Infancia contra la Explotación Sexual y el Abuso Sexual, se relanza #Secretosqueduelen una campaña contra el abuso sexual infantil de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, realizada por la Fundación Márgenes y Vínculos, para sensibilizar a la población adulta sobre el fenómeno del abuso sexual
infantil, difundir información práctica y generar conciencia social sobre este gravísimo problema a través de mecanismos de prevención y protección desde el ámbito familiar.

#Secretosqueduelen propone diversos materiales de sensibilización e información para la población adulta por ser estos los principales actores que pueden intervenir en la prevención, detección y protección ante las situaciones de violencia sexual infantil, y se dirige hacia el abuso sexual en el ámbito familiar o cercano a este. La presentación de la campaña se vio alterada tras la irrupción del COVID-19, sin embargo el impacto que lamentablemente el confinamiento ha tenido sobre la infancia, dan vigencia y mayor importancia a esta campaña. Y es que la verdadera magnitud del abuso sexual de menores en el ámbito doméstico durante la pandemia de la COVID-19 solo se conocerá después de que se hayan suavizado las medidas de confinamiento, dado que para los menores se hace más difícil denunciar cuando están confinados con el principal agresor.

El Parlamento Europeo y el Consejo de Europa han pedido la adopción de nuevas medidas concretas. También se han realizado peticiones similares a escala mundial en distintos foros, incluidos los medios de comunicación, pues es patente que el mundo en conjunto está perdiendo la batalla contra estos delitos y no protege de manera efectiva el derecho de cada niño de vivir a salvo de la violencia.

Por ello, la sensibilización y la formación de madres y padres y profesionales que estén en contacto directo con los niños y niñas es fundamental para la prevención de la violencia sexual hacia la infancia y la detección precoz de estas situaciones. Así, hay programas para la sensibilización y la prevención sobre la violencia sexual infantil desarrollándose en algunos centros educativos, interviniendo con el alumnado, los familiares, profesorado y agentes sociales.

Para prevenir es necesario que los niños y niñas conozcan los distintos tipos de abusos y las formas de protegerse y actuar, pero es responsabilidad de los adultos y de las instituciones establecer políticas y medidas para lograr espacios seguros y protectores para las niñas, niños y adolescentes frente a los nuevos riesgos que surgen para los menores en ámbito familiar, educativo y social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.