Adjudicada la obra para el carril bici que unirá las barriadas de Guadarranque y Puente Mayorga

La UTE formada por las empresa Cauchil y Conelsan se encargará de la construcción de la vía ciclista que unirá Guadarranque y Puente Mayorga. El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha anunciado la firma del decreto de adjudicación de la obra, por un importe de más de 1.200.000 euros, y ha destacado que no sólo servirá para el tránsito seguro de los aficionados a la bicicleta, sino que también supondrá “mantener la unidad peatonal entre los vecinos de ambas barriadas”.

El primer edil ha explicado que esta nueva senda ciclable para el Área de la Bahía discurrirá paralela al margen derecho de la carretera provincial CA-2322 en sentido Guadarranque-Puente Mayorga. Recalcó que “este nuevo tramo de comunicación permite la defensa de la unidad de estas barriadas, además de que se respeta que sea una zona de servicios portuarios. Pero no únicamente una zona de servicios portuarios, como algunos pretenden, sino que sobre todo se mantiene la unidad entre los vecinos de ambas barriadas”.

Recordó el regidor sanroqueño que esta obra se suma “al resto de carriles bici que se han construido en los últimos años durante los mandatos que he presidido. Comenzamos entre San Roque y el Pinar del Rey, con tres tramos para la construcción de casi cuatro kilómetros de carril bici que están suponiendo un lugar de escape, de ocio, deportivo y de vida saludable para centenares de vecinos que lo utilizan diariamente. Un carril bici, por cierto, que ahora mismo está recibiendo nuevas inversiones para que también pueda utilizarse en horario nocturno, con la colocación de farolas solares”.
Añadió que el segundo carril que se construyó sirvió para unir la barriada de la Estación con la zona de Los Timbales, de manera que pudiera enlazar con el carril de la Junta de Andalucía que llega hasta Castellar. También en la Estación comenzó el carril bici que discurre por la ribera del río Guadarranque, permitiendo “disfrutar de un entorno natural”, y que llega hasta Guadarranque pasando por Taraguilla. La suma de ambas actuaciones supone “cinco kilómetros que ya disfrutan centenares de vecinos del municipio y también de la comarca cuando no estuvo vigente el cierre perimetral”.
El alcalde también señaló que “el reto” pendiente es enlazar con los núcleos de Pueblo Nuevo y Guadiaro el carril bici situado junto a la carretera de Arenillas, “el primero que se hizo en el municipio, por parte de la Junta de Andalucía y bajo mandato socialista, y que discurre por la urbanización de Sotogrande”.
Por lo tanto, el proyecto “Mejora de accesibilidad, vía ciclista, reparación, pavimentación y drenaje del viario existente entre Guadarranque y Puente Mayorga” se ha adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Cauchil-Conelsan por un importe de algo más de 1.200.000 euros. El ámbito de las obras proyectadas discurre en el tramo inicial del viario existente entre Guadarranque y Puente Mayorga, denominado CA-2322.
La vía presenta una intensidad de tráfico reducida (menos de 500 vehículos al día) y anchos de calzada variables entre 7 y 4,5 metros, condicionadas por las instalaciones industriales existentes del pantalán de Refinería. En la parte central del tramo, el viario transcurre sobre un pronunciado talud con fisuras significativas en el firme, asociadas a un drenaje deficiente de las aguas de lluvias que invaden la explanada de la carretera.
Con el objeto de establecer un tránsito peatonal seguro, se establece un itinerario que bordea las instalaciones críticas del pantalán, utilizando el carril bici en un tramo con uso conjunto peatonal/ciclista. Se pretende restablecer el tránsito peatonal por el borde costero en condiciones de seguridad, utilizándose al efecto las dos pasarelas existentes de acceso peatonal a la playa.
En una gran parte del trazado, el carril-bici pasa a ser protegido con la instalación de una barrera de protección de seguridad, en acero y madera tipo UBM-N2, adecuada para separar el tráfico rodado de la vía ciclista y disponer de suficiente seguridad ante la peligrosidad del talud existente hacia el borde costero, integrando paisajísticamente el carril. La anchura adoptada es de 2.3 m, aunque ligeramente inferior a la recomendable de 2.5 m, es suficiente para permitir el tráfico ciclista en ambos sentidos, y responde a la necesidad de minimizar la ocupación sobre la zona de servicio portuario y, a la vez, optimizar la solución constructiva en el tramo desarrollado sobre la cabeza del talud.
También se contempla una pasarela de aluminio sobre las instalaciones industriales del pantalán, con suelo de madera artificial y anclada a la instalación existente, así como muros de contención donde sea necesario y un área de descanso, entre otras obras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.